Telescopio

De Filosofia de las Ciencias
Saltar a: navegación, buscar

En tiempos de Galileo tuvo que darse un cambio de concepción respecto de los artefactos y las artes mecánicas para que pueda ser considerado legítimo el uso del instrumental así como el procedimiento metodológico de la observación. Galileo tuvo que hacer frente a sus objetores que argumentaban que las manchas solares y los satélites de Júpiter eran ilusiones o distorsiones creadas por el telescopio.

El mejor argumento que tenía Galileo para confiar en que el telescopio producía una imagen ampliada del objeto al que se apuntaba consistía en señalar que si usamos el telescopio para detectar detalles de un barco lejano que todavía no entró a puerto, podremos verificar que esos detalles pertenecen al barco, una vez que el barco se encuentra en puerto. De este modo podemos "calibrar" cuáles son ilusiones, distorsiones (aberraciones) del instrumento y cuáles son imágenes fieles de los rasgos del objeto al que apuntamos. Pero este argumento sirve para confiar en el telescopio en escalas en las que el objeto luego puede ser alcanzado a simple vista. Y Galileo quería utilizar este argumento para justificar el uso del telescopio para observar la Luna y los planetas. Podemos decir que Galileo tenía un buen argumento para lo que hoy llamamos interpolación de las mediciones. Pero no tenía un buen argumento para la extrapolación. El telescopio estaba garantizado para todas las distancias menores a aquellas en las que se podía acceder al objeto a simple vista, pero no se disponía de un buen argumento para que el instrumento siguiera siendo útil a distancias mayores que aquellas para las que había sido chequeado.

Habrá que esperar a la aparición de la teoría óptica (desarrollada por varios científicos, Snell, Descartes y principalmente Newton) para que pudiéramos contar con otro tipo de garantía: la garantía que nos ofrece una teoría acerca de la marcha de rayos de luz y su modificación al pasar por las lentes. Una vez que confiamos en la teoría óptica, entonces podemos aceptar que el telescopio muestra una imagen isomórfica a la que tendríamos al ver el objeto de cerca. En esto consiste lo que llamamos "carga teórica de la observación", en este caso, con telescopio.


Lectura recomendada:

Boido, G. (2008) "Intelecto y artesanía: El telescopio y la revalorización de la técnica" en Noticias del planeta Tierra. Galileo Galilei y la revolución científica AZ: Buenos Aires


Véase http:Telescopio