Diferencia entre revisiones de «Instrumentos antiguos»

De Filosofia de las Ciencias
Saltar a: navegación, buscar
m (Protegió «Instrumentos antiguos» ([edit=sysop] (indefinido) [move=sysop] (indefinido)) [en cascada])
(Sin diferencias)

Revisión del 19:39 28 mar 2012

Al abordar la historia de la ciencia y la tecnología es importante detenerse en el diseño de instrumentos de medición para diferentes épocas.

Los instrumentos de medición son artefactos, métodos, procesos, etc., que permiten comparar cierto aspecto de un objeto nuevo con el mismo aspecto de objetos conocidos. Por ejemplo, un explorador necesita comunicar la altura de un árbol a quienes todavía no lo han visto. Para ello puede recurrir a mencionar que el árbol tiene una altura equivalente a la de diez personas. Este recurso parece bastante adecuado para una comunicación informal, pero será necesario establecer a qué valor le llamamos "altura de una persona". Así surge la necesidad de utilizar patrones de medida: objetos que servirán como el elemento conocido en la comparación.

Otra característica necesaria para establecer el valor de una medición es decidir qué valor le asignamos al objeto tomado como patrón de medida. En general se utilizan valores sencillos para asignar al patrón de medida. Más tarde hay que elegir una escala y finalmente un modo de interpolación para los valores intermedios.

Sería erróneo pensar que los instrumentos de medición antiguos son formas primitivas de determinar el valor de una variable. Cada instrumento tiene cierta precisión y sensibilidad como para establecer el valor de una variable en cierto rango y con cierto margen de error. En este sentido no hay diferencia entre un instrumento actual y uno antiguo. Lo que, en cambio, sí ha ocurrido es que la precisión y la sensibilidad han ido creciendo de un diseño a otro. Mientras que el astrolabio, el sextante y el cuadrante permitían establecer la posición en el planeta con un margen de error de unas decenas a centenas de metros, los actuales métodos de posicionamiento (GPS) permiten establecer el lugar con un margen de error de decenas a centenas de milímetros.

También es cierto que para los márgenes de error de ciertas actividades no es necesario utilizar instrumentos más precisos o sensibles que los que se diseñaron hace miles de años. Por ejemplo la brújula (el compás) sigue cumpliendo con eficacia su función.

Véase: Instrumentos científicos: http://es.wikipedia.org/wiki/Instrumento_cient%C3%ADfico